CCOO cree que la AIReF utiliza el encargo de evaluar la ILP sindical para lanzar una propuesta distinta

España

www.nosolomerida.es | CCOO considera que los motivos principales que en su día justificaron la presentación de la Iniciativa Legislativa popular (ILP) sindical, con el aval de 710.000 firmas, no han cambiado, aunque la recuperación económica tras la intensidad de la crisis los haya atemperado algo, y sigue siendo necesario reforzar la protección social de los desempleados de larga duración.

La propuesta de la AIReF se orienta a otro objetivo, legítimo y que debe atenderse, pero que no es alternativo a cubrir los vacíos de cobertura de la protección por desempleo.

La Mesa del Congreso de los Diputados, en aplicación del Reglamento de la Cámara, ha acordado la reactivación de la tramitación parlamentaria de la Iniciativa Legislativa Popular impulsada por CCOO y UGT para la puesta en marcha de una Prestación de Ingresos Mínimos. La nueva tramitación de la ILP se iniciará en las próximas semanas con la conformación de las comisiones parlamentarias y de la actividad habitual del Congreso.

Coincidiendo con esta reactivación parlamentaria, la AIReF ha hecho público hoy un informe que le fue encargado por el Gobierno del Partido Popular durante la anterior legislatura para evaluar la ILP sindical, como otro medio en realidad de entorpecer su tramitación parlamentaria.

A juicio de CCOO, el informe presentado hoy por la AIReF no evalúa realmente la Prestación de Ingresos Mínimos propuesta por las organizaciones sindicales, sino que, con el pretexto del encargo recibido, la autoridad fiscal ha optado por presentar una propuesta propia con objetivos distintos.

La ILP sindical plantea un objetivo centrado en acabar con los vacíos de cobertura de la protección asistencial por desempleo, con especial énfasis en la protección de las personas en paro de larga duración, y los motivos que la justificaron no han cambiado

Para CCOO es muy relevante señalar que el objetivo declarado explícitamente en la ILP es la de mejorar la protección por desempleo de los parados de larga duración, mediante la generalización del subsidio de desempleo que actualmente existe, pero al que no pueden acceder todas las personas desempleadas de larga duración. Mediante la Prestación de Ingresos Mínimos presentada en la ILP se busca así elevar la tasa de cobertura de la protección por desempleo, completando las lagunas que actualmente presenta.

La tasa de desempleo española (14,45%) está 6,5 puntos por encima de la Eurozona, es la segunda más elevada después de Grecia y afecta a 3,3 millones de personas, de las que cerca de la mitad no disponen de ningún tipo de prestación pública. Y a pesar de la mejora parcial de algunos indicadores, nuestro mercado de trabajo parece estar consolidando una parte muy relevante del desempleo de larga duración. El paro de larga duración (1 año o más en paro) afecta al 47% de las personas en paro, 24 puntos más que antes de la crisis, y el de muy larga duración (2 años o más en paro) al 33%, 21 puntos más que en 2007.

La iniciativa sindical tiene por tanto como objetivo central el incremento de la tasa de cobertura de la prestación por desempleo y, como consecuencia de ello despliega, ciertamente otros efectos positivos, tales como la rebaja del riesgo de pobreza, reducción de la desigualdad, contribuir a evitar que las personas en desempleo de larga duración terminen transitando hacia situaciones de riesgo de exclusión, el aumento de la función estabilizadora del gasto público a lo largo del ciclo económico…

De esta manera, desde el ámbito de la protección por desempleo de la Seguridad Social se refuerza su cobertura y se evita que muchas personas en paro de larga duración tengan que acudir, una vez agotadas las prestaciones por desempleo, a prestaciones de último recurso en las comunidades autónomas, consumiendo recursos que podrían mejorar la protección de las personas en situación o riesgo de exclusión social.

La evaluación económica que realiza la AIREF de la ILP sindical, si bien muestra claramente que se han utilizado metodologías distintas, es sustancialmente coincidente con la que presentó CCOO en su comparecencia ante la Comisión de Empleo del Congreso de los Diputados el 28 de noviembre de 2017, extraídas ambas de la Encuesta de Condiciones de Vida que publica el INE y que ya analizaba su relevancia no solo de forma puntual sino durante un periodo prolongado (desde el inicio de la crisis en nuestro caso). Por tanto, desde ese punto de vista no aporta novedades relevantes.

La propuesta de la AIReF apunta a otra necesidad, legítima también y que podemos compartir, pero distinta

El informe de la autoridad fiscal parece confundir el verdadero objetivo de la ILP sindical y, sobre tal argumento, plantea una prestación con un objetivo diferente: una prestación estatal para combatir la falta de renta severa (hogares con ingresos inferiores al 30% de la mediana), desligada de la protección por desempleo, que en su definición parece más propia de la asistencia social y claramente más conectada con las personas en situación o riesgo de exclusión que con las estrictamente desempleadas.

En este sentido, la propuesta de la AIReF parece además confundir ambas esferas de protección y parece proponer una redistribución entre las personas vulnerables de los recursos que ya se destinan a ellos. Parece así plantear que una parte de los recursos destinados actualmente al pago de subsidios para los parados de larga duración se redirijan hacia quienes se encuentran en situación de pobreza severa; en concreto, el 36% del coste de la prestación que propone (unos 2.000 millones) se financiaría con cargo a los subsidios por desempleo.

Del mismo modo, la AIReF también parece proponer que su prestación sea compatible con el empleo lo que puede introducir distorsiones en el mercado de trabajo que aumenten la precariedad. La propia ILP sindical prevé esa circunstancia de forma limitada en el tiempo, lo que no parece ocurrir en la propuesta de AIREF.

Desde CCOO queremos advertir que, a nuestro juicio, mediante actuaciones desde el campo laboral, que es donde se ubica la ILP sindical, se pueden obtener efectos colaterales positivos sobre la rebaja permanente de la pobreza y el riesgo de pobreza; pero a la inversa, plantear desde programas contra la pobreza, intervenciones en el mercado laboral, tiene una elevada probabilidad de contribuir a una mayor precariedad.

La revisión del sistema de protección social debe realizarse coordinando todos los ámbitos competenciales y los objetivos previstos para cada nivel de protección.


Desde CCOO compartimos sin duda la necesidad de reforzar el sistema de protección social en su conjunto, de manera que todos los colectivos que hoy carecen de rentas puedan encontrar prestaciones económicas y sociales adaptadas a su situación particular, con itinerarios de inserción laboral o social, según se precise en cada caso. Sin embargo, esta mejora de la protección social en sentido genérico, no debe acometerse confundiendo los distintos niveles de protección que ya existen.

La idea de sustituir prestaciones asistenciales por desempleo y rentas mínimas de las comunidades autónomas por un nuevo programa como el propuesto por la AIREF es, sin duda, una propuesta compleja que debe abordarse, en su caso, con prudencia y elevados niveles de consenso, que pueden resultar difíciles de conseguir.

La revisión que necesariamente haya de acometerse en cada uno de los ámbitos de protección, debe realizarse preservando los diferentes objetivos de cada uno de ellos, distinguiendo los propios de la protección por desempleo de aquellos que tienen una finalidad claramente vinculada a la asistencia social. Del mismo modo que tal revisión del sistema de protección social ha de hacerse en el marco de cooperación y complementariedad de los ámbitos competenciales derivados de la Constitución.

La ILP sindical inició originalmente su trámite parlamentario en la XII Legislatura, con la presentación de 710.000 firmas el 19 de julio de 2016. En su primera tramitación sufrió el bloqueo sistemático de la mayoría conservadora de la Mesa que impuso constantes e injustificadas prórrogas en los plazos de tramitación que, no obstante, no impidieron superar todas fases previstas en el Reglamento del Congreso hasta el trámite de enmiendas parciales al articulado. Sin embargo, la disolución de la Cámara y la convocatoria de nuevas Elecciones Generales obligaron a trasladar su aprobación definitiva a la siguiente Legislatura, por lo que ahora, tras el Acuerdo adoptado recientemente por la Mesa del Congreso, debe iniciar la tramitación desde el principio.

CCOO insta a todos los grupos parlamentarios a que en esta ocasión agilicen la tramitación de la ILP sindical en los términos en los que ha sido planteada y comparte con la AIREF la necesidad de abordar también medidas efectivas contra la pobreza, desde políticas impulsadas por el Gobierno central, las comunidades autónomas y las administraciones locales, cada una dentro de sus respectivos ámbitos competenciales.



COMPARTIR:

Cigabuy INT

ChicMe.com INT


 

 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 317 invitados conectado

Find us on Facebook
Follow Us