Más barato, más cerca

Extremadura

www.nosolomerida.es | El 18,8% de los españoles ha comprado en el comercio de proximidad durante la cuarentena, cuando antes del estado de alarma solo lo hacía el 12,3%.

El supermercado (67,4%) sigue siendo el espacio preferido para llenar la nevera. El que cae es el hiper, del 15,8 al 10,1%.

La existencia de todos los métodos de compra, recae en un mayor beneficio para el consumidor, que tiene la posibilidad de elegir el que más beneficio le genera conforme sus necesidades personales.

La compra online implica pagar gastos de transporte, salvo que sobrepasemos una cantidad en algunos casos.

Lo más recomendable, económicamente, es diversificar la compra entre los distintos establecimientos, con ello ahorraremos en la cesta de la compra.

El coronavirus, han hecho que vivamos una situación nunca vista con anterioridad en la historia de nuestro país, provocando un cambio drástico en nuestra forma de vida.

Sin lugar a dudas, nuestros mayores son los que más han sufrido en esta pandemia, no sólo por el número de fallecimientos, sino por el temor que les suponía algo tan sencillo como ir a comprar el pan.

Desde marzo, los supermercados de barrios y pequeños establecimientos que venden productos de primera necesidad han dado un paso al frente para ofrecer soluciones a millones de extremeños confinados en sus hogares. Entre otros factores, la seguridad, la cercanía, han hecho que los ciudadanos vuelvan a experimentar los beneficios de la tienda de su barrio.

En la misma línea, la limitación de movimientos y la necesidad de evitar largas colas ha provocado que gente que habitualmente compraba en grandes superficies se decante, e incluso descubra, el comercio de proximidad.

Asimismo, los pequeños comercios contribuyen a la vida de los barrios y repercuten en beneficio de la comunidad. Pese a que las tendencias de consumo benefician a las grandes superficies.  

Es cierto que la digitalización está pendiente por parte del comercio de proximidad, pero en esta pandemia se ha demostrado que no es totalmente necesaria cuando compras en “tú barrio”.

Algunos Ayuntamientos también han ayudado a difundir lo cercano, creando un listado con los establecimientos (abiertos o cerrados) que, se ponían a disposición del consumidor,  para llevarles a casa la compra realizada.

En cualquier caso, y de acuerdo con las cifras que barajan los expertos, debido a la pandemia, el aumento de las ventas por internet durante el confinamiento creció un 74%, con respecto al resto del año. En concreto, las ventas online en supermercados aumentaron entre un 15 – 20%. Un consumo online en supermercados e hipermercados que hasta la fecha no representaba más que un 2% de la venta global online.

Pero ¿sale más barato hacer la compra online? ¿Cuánto cuesta que lleven la compra a nuestro domicilio?

No cabe la menor duda que la compra online tiene multitud de ventajas. El consumidor puede adquirir un producto en cualquier lugar del mundo a cualquier hora. Esto se traduce en una comodidad absoluta para los consumidores. Más si cabe, pues internet permite aunar todos los medios de pagos disponibles (tarjeta de crédito, contra reembolso, Paypal, etc.). Además, el comercio electrónico implica llegar a un número mayor de potenciales clientes, lo que la obliga a realizar un mayor esfuerzo por diferenciarse debido a que ahora se enfrenta a una competencia mayor.

En este sentido, es normal que muchos consumidores opten por realizar la compra a través de internet. Principalmente, aquellos consumidores que viven más lejos, tienen horarios incompatibles o falta de tiempo para desplazarse físicamente, son los que más optan por este método de compra.

No obstante, aunque con sólo un clic podremos tener nuestra cesta de la compra completa con los productos que habremos seleccionado, por la gestión realizada nos sumarán un recargo que dependerá del supermercado online.

En todo caso, la existencia de todos estos métodos de compra sólo recae en un mayor beneficio del consumidor que tiene la posibilidad de elegir el que más beneficio le genera conforme sus necesidades personales. Lo más recomendable es no precipitarse y antes de realizar nuestra compra comparar entre los distintos posibilidades para optar por la mejor para nosotros.

El comercio de proximidad reinventado


Según datos del Barómetro especial de mayo del CIS, el 18,8% de los españoles ha comprado en el comercio de proximidad durante la cuarentena, cuando antes del estado de alarma solo lo hacía el 12,3%. Eso sí, el supermercado (67,4%) sigue siendo el espacio preferido para llenar la nevera. El que cae es el hiper, del 15,8 al 10,1%. Lo cercano, lo que tiene valores y es conocido sale reforzado.

El comercio de proximidad se ha reinventado, buscando métodos atractivos para llevar sus servicios a domicilio. La mayoría del pequeño comercio ha optado por realizar un servicio a domicilio personalizado. En este sentido, como no podía ser menos en la sociedad de información en la que vivimos, se han anunciado a través de internet, Whatsapp o redes sociales; poniendo a disposición de todos los consumidores un número de teléfono dónde realizar el pedido y llevarlo al domicilio.

En algunos casos el cierre de establecimientos ha dado el empujón necesario para actualizar sus servicios a la era digital al ser la única posibilidad de comercializar sus bienes o servicios. Todos estos datos no hacen otra cosa que avalar que la compra online se está acelerando, y que el futuro sólo irá a un incremento de su desarrollo.

¿Cuánto cuesta que nos traigan la compra a casa?


Hemos comparado los costes adicionales que supone realizar la compra en el supermercado online. Para ello, hemos acudido a las páginas webs de los supermercados Carrefour, Mercadona, Día y Corte Inglés, cuatro de las cadenas que más venden en nuestro país.

Según los datos obtenidos, los costes adicionales de hacer la compra online son los siguientes: en Carrefour al realizar la compra online el recargo es de 7 € hasta los 120 € de compra, de 120 € a 150 € de compra sería de 3 €, y a partir de los 150 € en adelante los gastos de envío serían gratuitos; realizando la compra online en Mercadona los gastos adicionales serían de 7,21 € con independencia del importe de la compra; en el supermercado online Día por una compra de menos de 50 € serían 6 € de gastos de envío, y con compras superiores serían gratuitos; por último, en el supermercado online del Corte Inglés, por una compra de menos de 120 € nos supondrían un importe de 6 u 8 € (dependiendo de la localidad), y por compras superiores los gastos de envío serían gratuitos.

No es lo mismo realizar la compra online o telecompra (a través del teléfono) que realizarla en el mismo establecimiento y solicitar que nos la lleven a domicilio. En este caso, todos los supermercados analizados cuentan con precios completamente diferentes. Por ejemplo, en el caso de Carrefour no existe un precio fijo y dependerá de las condiciones de compra del hipermercado de cada localidad que sea un importe u otro. En Mercadona el precio se reduce a 4,21 €, y en Día serán 3 € de incremento con un mínimo de 40 € de compra. Si estamos interesados en este modalidad de compra, para estar seguros, lo más recomendable es que preguntemos en el propio supermercado cuál es el precio del envío a domicilio.

En contraposición, la mayoría del pequeño comercio que hemos analizado no posee ningún tipo de gastos para el envío a domicilio de los productos. En este sentido, las tiendas de nuestra localidad, panaderías, ferreterías, farmacias, pescaderías, carnicerías, ultramarinos, etc., te llevan la compra de manera completamente gratuita. En algunos casos, si la cuantía de la cesta es especialmente pequeña te indican un cierto límite de gasto para el envío a domicilio de la misma. Y en la mayoría de casos, sin necesidad de ningún tipo de aplicación ni plataforma online, simplemente con la facilidad de ponerse en contacto con el comercio.

Comparar es ahorrar


Como siempre que hablamos del producto más barato, hacemos la mejor recomendación que podemos realizar a todos los consumidores, comparar. Y es que, si queremos ahorrar en la cesta de la compra o en cualquier adquisición de un bien de consumo, lo mejor es comparar entre los diferentes establecimientos.

Comprar sin comparar entre las diferentes ofertas que tenemos a nuestra disposición, puede suponernos un incremento en los gastos de nuestra economía doméstica.

Para salir de dudas, y descubrir si sale más económico realizar la compra online o hacerla a en el comercio de proximidad, hemos realizado un análisis de 18 de los productos más adquiridos por los consumidores en su cesta de la compra, comparando sus precios en cuatro de los supermercados online más utilizados, hemos comprobado  que no resulta más económico realizar la compra a través de internet. Como puede observarse, los precios que hemos encontrado en el comercio de proximidad, en términos generales, inferiores a la cesta de la compra del supermercado online. Todo ello, sin tener en cuenta, que a los precios de los productos online debemos sumarle los gastos adicionales por el envío de la compra al domicilio del consumidor.

Realizar la compra online puede resultar en ocasiones más cómodo, pero en la práctica no supone un ahorro frente al comercio de proximidad. Por este motivo, antes de lanzarse a comprar por internet el producto que queremos, recomendamos recorrer los negocios cercanos de nuestra localidad, con el fin de no perdernos alternativas económicas que están al alcance de nuestra mano.



COMPARTIR:

Cigabuy INT


 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 790 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us