Rajoy, sin dar la cara, dice Diego donde dijo digo

Opinión - Víctor Rodríguez

www.nosolomerida.es | Opinión | Víctor Rodríguez | El Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados del pasado 19 de diciembre recoge las tres negativas de Rajoy a subir los impuestos realizadas durante el debate de investidura para presidente del Gobierno de España.

Negó por primera vez la subida dirigiéndose a Rubalcaba en los términos siguientes: "Yo tengo que decir que mi intención es no subir los impuestos, porque en un momento como este, y más a los pequeños y medianos empresarios o a las empresas, con las dificultades que están pasando, no me parece lo más razonable"

Negó la subida por segunda vez respondiendo a Durán i Lleida: “Ha dicho que comparte el principio de estabilidad presupuestaria y que los ingresos deben aumentar por vía de crecimiento y del empleo, lo cual es una apelación a no subir los impuestos, sobre todo en una situación como la que estamos viviendo en estos momentos en España. Yo estoy sustancialmente de acuerdo con estos principios generales que usted acaba de afirmar y, por tanto, no voy a entrar en más detalles, porque sería repetir lo que usted ha dicho, que a su vez era lo que yo había afirmado por la mañana".

Y por tercera vez Rajoy negó la subida de impuestos, esta vez dirigiéndose a IU y a ERC, de la forma:"Soy consciente de que es importante que haya consumo en España, que haya inversión. Por eso no quiero subir los impuestos, porque eso va contra la inversión y contra el consumo".

Esa misma posición política mantuvo el actual presidente del Gobierno estando en la oposición. En muchísimas ocasiones le exigió al gobierno de Zapatero que no subiera los impuestos a los españoles. Sin embargo, diez días después de ser investido, su Gobierno nos comunicó que creaban un gravamen complementario para reducción del déficit público temporal (2012 y 2013) y progresivo (del 0,7% al 7%) en el impuesto sobre la renta de las personas físicas. (Nos ilustraban con un ejemplo: para una familia con dos hijos y declaración conjunta con ingresos de 30.000 euros, el incremento de cuota es 151,81 euros al año). También comunicaba su Gobierno otro gravamen complementario para las rentas del ahorro en porcentajes que oscilan entre el 2 y 6%. A la vez, quedaba lejos otro anuncio de Rajoy: “El Gobierno dará cumplimiento a uno de sus grandes compromisos electorales: la actualización del poder adquisitivo de las pensiones a partir del 1 de enero de 2012?; porque su Gobierno las ha subido el 1% ciento, siendo la inflación del 2,4%. Esto que para Rajoy es un “recargo temporal de solidaridad” está en el último BOE de 2011, en forma de Real Decreto-ley 20/2011 de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público.

La coartada de Rajoy es que el Gobierno anterior no había cumplido los objetivos del déficit, pero Cristóbal Montoro situó la desviación sólo en tres décimas, 5,1% frente al 4,8%. Todo indica que Rajoy sabía antes de su investidura que el agujero sobre las previsiones estaba en las CCAA (en su mayoría gobernadas por el PP) y que era sobre el 8% en lugar del 6% previsto. De ahí que Rubalcaba afirmara: “El ajuste del Estado es para el déficit del Estado, y si a las CCAA se les ha escapado el déficit, son las CCAA las que tienen que corregirlo“,

Rajoy ha roto su compromiso contraído con los españoles el día de su investidura: “Decir siempre la verdad, aunque duela, decir la verdad sin adornos y sin excusas, llamar al pan, pan y al vino, vino”. Más aún, se ha negado a dar la cara a la hora de decir su verdad a los españoles tras aprobar el mayor recorte del gasto público de la democracia y la segunda mayor subida de impuestos de la historia reciente de España. Rajoy lo llama “el inicio del inicio”, mientras Montoro anuncia para el jueves más de lo mismo.

 

COMPARTIR:

Cigabuy INT


 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

HOLA , USUARIOS ONLINE AHORA MISMO

Tenemos 696 invitados conectado
Find us on Facebook
Follow Us